¿Ganar dinero? Cuestión de dedos

martes, 13 de enero de 2009

El éxito de Londres, como uno de los centros financieros del mundo, pudiese tener su explicación en la longitud de los dedos de las manos de sus empleados.
De acuerdo con un estudio de la Universidad de Cambridge, los trabajadores que laboran en el sector financiero de la capital británica, cuyos dedos anulares son más largos que sus dedos índices ganan más dinero.
El vínculo establecido por los investigadores podría estar relacionado con los niveles de testosterona a los que el feto se ve sometido dentro del útero, según la revista especializada estadounidense PNAS.
"El feto, si es masculino, va a producir una cantidad de testosterona importante por estimulación de la gonadotropina coriónica sobre el testículo fetal", le dijo a BBC Mundo, Franklin Ablan, médico de la Sociedad Venezolana de Endocrinología y Metabolismo.
La gonadotropina coriónica es una glucoproteína producida por la placenta y dos de sus funciones son: administrar los elementos nutricionales y estimular las porciones requeridas de otras hormonas del feto.
Según los investigadores británicos, la exposición de un individuo a la testosterona podría mejorar su capacidad para tomar decisiones de forma rápida, pues, como explica el doctor Ablan, "los andrógenos y los estrógenos generan conductas".
El científico inglés John Coates y su equipo indicaron el año pasado que parece que la testosterona está detrás de los cortos períodos de éxito en el sector financiero de la capital británica, después de hallar que los empleados que registraron, durante la mañana, niveles más altos de la hormona masculina eran más propensos a generar inusuales ganancias altas.
Hormona de la agresividad
Los últimos hallazgos del equipo de investigadores están basados en un estudio en el que participaron 44 empleados del sector financiero londinense.
Algunos de los miembros de la muestra ganaban cerca de US$ 6 millones anuales.

Nuestra forma de enfrentar ciertas situaciones puede venir dada por nuestro balance hormonal.
Durante más de 20 meses, los trabajadores con dedos anulares más largos que los dedos índices consiguieron hacer 11 veces más dinero que sus colegas con dedos anulares más cortos.
El impacto "biológico" en el éxito fue equivalente a los años de experiencia en ese trabajo. Los empleados con más experiencia hicieron nueve veces más dinero que sus compañeros con experiencia mínima.
Los especialistas hallaron que los empleados con más años de experiencia en sus posiciones y con dedos anulares más largos ganaron mucho más que sus colegas con dedos anulares más cortos. En números se traduce en una diferencia de alrededor US$990.000.
Los científicos consideran que la exposición a la testosterona, la hormona "agresiva", en el útero podría haber mejorado la concentración de los empleados y su capacidad para tomar decisiones rápidas y hacer negocios en un lapso extremadamente breve.
"Se ha asociado que los excesos (de testosterona) pueden dar ciertos rasgos de carácter impulsivo o agresivo, aunque no está totalmente clarificado", señaló el endocrinólogo Sergio Hernández de la Sociedad Mexicana de Nutrición y Endocrinología en conversación con BBC Mundo.
Mercados hormonales
Esto sugiere que el éxito en los mercados financieros es influenciado por la biología así como también por la experiencia, dijeron los investigadores a la revista especializada PNAS.

La experiencia de los empleados del sector financiero londinense también fue un factor clave en sus ingresos.
Mientras tanto, científicos belgas descubrieron que los hombres con dedos índices más largos se habían vuelto menos "sociables" (menos dispuestos a darle dinero a sus compañeros de estudio), tras ver películas con escenas agresivas.
Lo opuesto también se comprobó. Los miembros de la muestra con dedos anulares más cortos dieron más dinero.
El investigador que dirigió el estudio, Kobe Millet, dijo: "Estos resultados nos dicen que los niveles de testosterona a los que nos vemos sometidos antes de nacer afectarán nuestro desarrollo por el resto de nuestras vidas".
Millet indicó que asociaciones similares con los dedos de las mujeres han sido también analizadas

0 comentarios: