Mercado expectante ante cumbre del G-20

miércoles, 1 de abril de 2009

.
En la jornada de hoy, los principales indicadores asiáticos han rebotado al alza al cierre de la sesión, pese a los malos datos económicos. Aunque la confianza empresarial japonesa, ha registrado mínimos históricos en el primer trimestre del año, el parqué asiático ha repuntado ante la posibilidad de que las empresas automovilísticas estadounidenses General Motors y Chrysler quiebren, lo que podría beneficiar a sus competidores en Asia, como Honda y Hyundai. En Europa, los futuros se mantienen en números rojos tras las perspectivas de la cumbre del G-20 y la reunión mensual del BCE.

Con respecto a la agenda macro, las ventas minoristas de Alemania han sido peor de lo previsto, el Índice Tankan de Japón ha registrado resultados mixtos y el PMI manufacturero de la Zona Euro ha arrojado los resultados previstos.
En otro orden, según las cifras del Fondo Monetario Internacional, el dólar sigue perdiendo posiciones como divisa de reserva frente al euro y al yen. Las cifras del FMI indican que el greenback representa un 64% del total de las reservas de los gobiernos y bancos centrales del mundo. En septiembre pasado, cuando se conoció la anterior lista, el billete verde representaba un 64,4%. El euro sigue siendo la divisa que más crece y ya representa el 26,5% del total, mientras que el yen, avanza hasta el 3,3% desde el 3,2% anterior.
Durante la jornada de hoy, se darán a conocer los inventarios de crudo semanales en Estados Unidos. Se especula que el informe gubernamental del país americano mostrará el mayor crecimiento de los inventarios de crudo en quince años debido a una reducción en la demanda. Frente a esto, los contratos a futuro del petróleo corrigen a la baja. Hay que estar atentos con el comportamiento del dólar estadounidense y canadiense, una vez se publique el informe.
En Asia, el yen cayó a su nivel más bajo en más de tres semanas frente al dólar, tras el incremento de la tasa de desempleo en Japón, que tocó un máximo de tres años. Por su parte, las palabras del primer ministro, Taro Aso, han incidido en la moneda nipona al prometer presentar un presupuesto adicional para financiar un nuevo paquete de estímulo para luchar contra la recesión.

0 comentarios: