Jornada clave para el euro y la libra

jueves, 4 de junio de 2009

Hoy es la jornada sobre los tipos de interés. Tanto los integrantes del Banco Central Europeo (BCE), como del Banco de Inglaterra (BoE) y del Banco de Canadá (BoC) se reunirán hoy para pautar las nuevas políticas monetarias a seguir. En el caso del BCE, el mercado prevé que la entidad monetaria no realice un nuevo recorte en los tipos de interés, que actualmente se sitúa en 1,0%. Sin embargo, los operadores centran su atención en el posible anuncio de un nuevo plan de estímulo para recuperar la débil economía europea.

Es importante destacar que semanas atrás, algunos integrantes de la autoridad monetaria han subrayado que el BCE utilizará todo lo que posee a su alcance para superar la profunda recesión que afecta al viejo continente. Otro es el caso del Banco de Inglaterra, en donde es casi seguro que la entidad monetaria no modifique el valor del dinero que se ubica en 0,5%. Sin embargo, el mercado aguarda expectante la clarificación sobre el programa de compra de activos y la inyección de 50.000 millones de libras anunciadas en la última reunión. Es importante destacar que al momento de darse a conocer la nueva medida, la libra esterlina se debilitó frente a sus principales contrapartes luego de el mercado tomara como “escasa” la cantidad anunciada. Por último, también hoy se conocerá la decisión de los tipos por parte del Banco de Canadá. El consenso apunta a que el BoC mantendrá los tipos en 0,25%. Dato importante en caso de cumplirse considerando que el loonie se mantiene alcista gracias a la debilidad del dólar y las subidas del petróleo.

En el ámbito macroeconómico, lo más relevante serán las ventas minoristas de abril de la Zona Euro junto a la Productividad no agrícola de Estados Unidos. El último, mide anualmente el promedio de cambio en el nivel de productividad de EE.UU. de los trabajadores que producen bienes y servicios, excluyendo al sector agrícola. El crecimiento de dicho indicador es visto como un signo de economía sana.

Durante la jornada de ayer, hemos visto que los malos datos en el cambio de empleo no agrícola ADP ha renovado la aversión al riesgo. Según indica el informe de la consultora ADP, la variación de empleo retrocede 532.000 personas frente a una previsión de 525.000. Otro dato que afectó el comportamiento del greenback, han sido los resultados del Índice ISM no manufacturero de EE.UU. Cuando el mercado aguardaba que dicho indicador se situara en los 45.10 puntos, los datos finales fueron de 44.00. No nos olvidemos que cuando los resultados superan los 50.00 puntos, se considera una clara señal de crecimiento económico, mientras que si es por debajo, indica que la economía se mantiene en contracción. Una vez divulgados ambos datos, los principales indicadores bursátiles cotizaron a la baja, incrementando la demanda de dólares como moneda de refugio.

0 comentarios: