Dólar se debilita por malos datos de empleo en EE.UU.

martes, 8 de septiembre de 2009

Para la jornada de hoy, operadores estiman que continuarán repercutiendo los malos datos de empleo en Estados Unidos, tras ser una jornada en el cuál no se conocerán datos relevantes ni en Europa, ni en el país americano. Asimismo, recordemos que esta semana comienza con Wall Street cerrado por el Día del Trabajador, festivo que conmemora el origen del movimiento obrero moderno y que se celebra, por lo general, el primero de mayo, aunque en algunos países de colonización británica, como es el caso de Estados Unidos y Canadá, se hace el primer lunes de septiembre. No obstante, operadores prevén sacar provecho al repunte del euro y la libra frente al billete verde.

Con relación a lo sucedido el pasado viernes, hemos observado como primero el dólar se apreció frente a una cesta de divisas debido a su rol de moneda de refugio, luego de conocerse que sin bien las nóminas de empleo no agrícola (Payrolls) han sido mejor de lo esperado, la Tasa de paro alcanzó los máximos desde 1983. Sin embargo, sucedió lo que todos esperábamos, el greenback comenzó a debilitarse, cumpliéndose de esta manera los principios básicos de la economía; si un dato es negativo, la moneda se deprecia. Como resultado, observamos que el par EUR/USD baja desde los 1.4299 hasta los 1.4205, para luego repuntar 122 pips en tan solo dos horas. Lo mismo ha sucedido con el cable, al momento del anuncio la esterlina cae hasta los 1.6287, para luego irse hasta los 1.6407 dólares por libra. Con relación al dólar frente al yen, el comportamiento del par ha sido completamente diferente. Luego de experimentar una bajada de tan solo 40 pips, el par corrige nuevamente al alza y se mantiene en clara tendencia lateral. Esto sucede debido a que el cruce está compuesto por dos activos de refugio. No obstante, inversores en el mercado apostaban a un ataque de los 91.99 yenes por dólar, soporte importante y mínimos de la semana.

Por otro lado, se destacó durante el fin de semana la reunión del G-20 realizada en Londres, Inglaterra. Los ministros de Economía y Finanzas y los gobernadores de los bancos centrales de las grandes potencias integradas en el G-20, acordaron finalmente mantener los paquetes de estímulos fiscales y monetarios en vigor y coordinar en el futuro la retirada paulatina de esas costosas medidas de emergencia, que están inflando el déficit público. “Hay signos de recuperación”, señaló el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, al término del encuentro.

En el ámbito bursátil, las chinas han comenzado la jornada con números verdes, gracias a la decisión del Gobierno de permitir que operadores extranjeros aumenten la inversión que realizan sobre las acciones. En Europa, los futuros del viejo continente, se mantienen al alza, tras conocerse que los ministros y presidentes de los bancos centrales del G-20 han acordado mantener los planes de estímulos en los diversos países hasta que la recesión se haya diluido totalmente.


Para el resto del día, al no haber datos relevantes en el mercado, operadores centran su atención en lo que pasará mañana con los resultados de la Balanza comercial de Alemania, la producción industrial de Reino Unido y Alemania y el índice de confianza empresarial NAB de Australia.

0 comentarios: