El dólar se aprovecha del débil euro

domingo, 17 de enero de 2010

Los comentarios del presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, sobre la economía de Grecia y la posible dimisión de la Canciller alemana, Angela Merkel, están causando un efecto negativo en el euro, que pierde posiciones ante el dólar, la libra y el yen. No obstante, a pesar de lo mencionado anteriormente, hemos conocido que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de la Zona Euro ha superado las expectativas, al situarse en 0,9% en la lata interanual, cuando el dato anterior fue de 0,5%. Por su parte, también hemos conocido que la Balanza Comercial del viejo continente registró una contracción en el pasado noviembre, al ubicarse en los 3.90 billones de euros, luego de que las exportaciones se hayan debilitado, mientras que las importaciones incrementaron más de lo estimado.
Entre otras cosas, el franco suizo pierde posiciones frente al dólar y el euro, alejando los riesgos de posible intervención en el mercado de divisas por parte del Banco Nacional de Suiza (SNB), luego de publicarse que los Precios a la producción de Suiza han sido peor esperado.


Para el resto de la sesión, las miradas estarán puestas en el IPC, el Índice manufacturero Empire State, la Producción industrial y el Índice de sentimiento del consumidor de la Universidad de Michigan de EE.UU.
En el ámbito bursátil, los principales indicadores de la región asiática cerraron con números mixtos, mientras que en Europa, el parqué del viejo continente se mantiene en verde, luego de los buenos resultados de Intel Corp. en Estados Unidos. En Wall Street, los selectivos del país americano auguran un comienzo de sesión a la baja.


Con respecto a las materias primas, el barril de petróleo West Texas se deprecia 0,5% desde el inicio de sesión, para negociarse en estos momentos a 78.65 dólares en la Cámara Mercantil de Nueva York (NYMEX). El debilitamiento del oro negro se debe a la revisión a la baja de la demanda mundial por petróleo por parte de la Agencia Internacional de Energía (IEA). Según el organismo, la demanda de crudo disminuirá desde los 1.47 millones de barriles (estimados en la última revisión de diciembre) a 1.44 millones por día. Los motivos de un menor consumo es el debilitamiento de la economía global. Para las próximas horas, inversores estiman que el commodity podría nuevamente ir a los mínimos del día (78.56), para luego repuntar hasta los 78.90, una resistencia intradiaria de gran importancia.

0 comentarios: