El aussie se debilita tras anuncio del RBA

martes, 9 de febrero de 2010

El aussie pierde posiciones ante las principales divisas, luego de que el Banco Central de Australia (RBA) ha decidido mantener los tipos de interés en 3,75%, cuando el mercado apostaba por una subida de 0,25%. En el comunicado de la entidad monetaria, es clara su preocupación por las medidas que tomará el gobierno de China para evitar su sobrecalentamiento. Recordemos que el gigante asiático es el principal socio comercial de Australia. Asimismo, el RBA ha subrayado que cumplirán con el objetivo fijado de mantener la inflación entre el 2-3% para el resto del año.


Por otro lado, el euro ha retrocedido frente al greenback luego de conocerse que las Ventas minoristas de Alemania se han ubicado por debajo de las previsiones en enero, ofreciéndonos el par un recorrido a la baja de 35 pips al momento del anuncio. Sin embargo, la mencionada tendencia se ha visto opacada luego de anunciarse que los Precios a la Producción de la Zona Euro se han ubica por encima de las previsiones. Con respecto al franco suizo, hoy se ha publicado el Clima del Consumidor SECO de Suiza. Dicho indicador determina el ánimo de los hogares en relación con la actividad económica, dando una perspectiva del gasto de los consumidores en el mes. Según la lectura final, las previsiones se aproximan a una estabilidad, lo que benefició a la moneda helvética en sus principales cruces.
Para el resto de la sesión, las miradas estarán puestas en las Ventas de viviendas pendientes y la Confianza del consumidor ABC/Washington Post en EE.UU. Asimismo, estemos atentos al discurso del secretario del Tesoro de Estados Unidos, Timothy Geithner, sobre la regulación del sistema financiero.


Entre otras cosas, ayer el presidente de EE.UU., Barack Obama, informó que el déficit presupuestario alcanzará un nuevo record en el 2010, para luego estabilizarse y plantea una serie medidas fiscales para abatir el debilitamiento de la economía. Entre ellas, ha decidido la subida de los impuestos en sus presupuestos para el 2010 y 2011. Las cuentas, que han sido enviadas al Congreso y son pendientes de aprobación, incluyen cuatro medidas que elevan la presión fiscal a los contribuyentes con unos ingresos anuales de más de 250.000 dólares. La Casa Blanca calcula que con esta subida, que penaliza al 2% de la población del país, recaudará 1.2 billones entre 2011 y 2020.
Por su parte, el presidente norteamericano eliminará exenciones al sector petrolero por 39.000 millones e introducirá un nuevo impuesto a la banca con el que planea recaudar 90.000 millones, con el objetivo de recaudar fondos para financiar sus planes de reactivación económica. Estas iniciativas incluyen ayudas a la creación de empleo y rebajas fiscales para el resto de los contribuyentes. Las distintas medidas elevarán el déficit público hasta los 1.3 billones, lo que equivale al 8,3% del PIB en 2011 y la deuda en 13.7 billones para el mismo año. Por último, Casa Blanca calcula que el Producto Bruto Interior (PIB) crecerá un 2,7% este año, un 3,8% en 2011 y un 4,3% en 2012. Sin embargo, la Tasa de desempleo (objetivo prioritario de Obama) se mantendrá en el 10% en 2010, mientras que se proyecta un repunte del Índice de Precios al Consumo (IPC) cercano al 1,9% para este año.


En el ámbito bursátil, los mercados asiáticos han cerrado la jornada con números verdes, tras los buenos datos de manufactura en Estados Unidos, beneficiado también, por el anuncio de Toyota que ha encontrado la solución al acelerador defectuoso de varios de sus modelos. Recordemos que al momento del descubrimiento, el fabricante japonés ha provocado una llamada a revisión masiva de 4.5 millones de vehículos por todo el mundo. En Europa, el parqué del viejo continente mantiene el rally de tres días consecutivos con ganancias, mientras que el Wall Street, los futuros de los selectivos americanos auguran un comienzo de sesión al alza.
Con respecto a las materias primas, el barril de petróleo West Texas (WTI) repunta fuertemente hasta los 75.31, apreciándose desde el inicio de sesión 1,1%. No obstante, los operadores aguardan un posible pullback hasta el soporte intrariadio de los 74.80 y 74.40 (zona de potencial rebote alcista), luego de coquetear con el techo clave del 75.45 dólares. Para las próximas horas, el oro negro podría beneficiar al loonie si los Inventarios de petróleo API registran un nuevo recorte en la anterior semana.

0 comentarios: